miércoles, 30 de julio de 2008

It Only Takes a Moment



No es mal plan, pero estamos del nabo. El sábado fui a ver WALL-E al cine en La Cúspide y cuando terminó la película me di cuenta de que para allá vamos.

Terminó la historia, empezaron a subir los créditos y se encendieron las luces. Volteé y ví el suelo y aunque éramos como 20 personas en la sala, ésta estaba hecha un asco. La gente se retiró de sus asientos y dejaron todo lo que comieron ahí. ¡¿Qué no vieron la película, o creen que va a salir un robotcito cagado a recoger sus porquerías?!

¡¡NO!! Yo les dejo como mensaje a muchos que ojalá se vayan acostumbrando a dormir en la mierda... porque para allá vamos. Y luego si le agregas que no plantamos árboles (al contrario, los maltratamos), no usamos de manera inteligente los automotores y nos vale madres todo lo que no esté a más de 5 centímetros cuadrados de nuestras personas.

Me reúso a ser un gordo echado en una plataforma flotante y comiendo McDonalds y Powerade todo el día... conectado a una pantalla, perdiendo el contacto personal y con la naturaleza. Me reúso, me niego, me niego.

Cuiden su ambiente, saluden a su vecino, tírense un ratito en el pasto a ver el cielo, admiren un paisaje, ¡recojan su basura!, sonríanle a un niño... En serio ... sólo les toma un momento.

Por cierto... ¡¡¡la película está de pelos!!! Lenta, al principio... pero bien chistosa.

P.S. Me rehuso a tener una cucaracha de mascota.

1 comentario:

Morna dijo...

Pues... que puedo decirte.
No creo que seas gordo, ni nada por el estilo y quien sabe que pase con la humanidad.

Yo sólo sé que poniendo nuestro granito de arena, todo puede ser mejor... o la otra opción es una escopeta y un villano con clase... JAJAJAJAJA.

Un abrazo

P.d. ¡La cucaracha está muy tierna!