martes, 19 de agosto de 2008

El infame

Pues acabo de leer una noticia de no sé cuándo que rezaba que el baboso de Vázquez Raña comentó que sería insensato considerar a Monterrey, Nuevo León como posible sede olímpica. ¿Qué pedo con ese güey?


Para sentar el background de esta noticia, y para aquellos que no sepan, la futura sede de los J.O. será Londres (London, para los sangrones) en el 2012; y para el 2016 se consideran Chicago, Río de Janeiro, Madrid y Tokyo. Supuestamente, el Comité Olímpico Mexicano desea apostarle a Monterrey como sede para el 2020. Y mi pregunta es la siguiente: ¿qué le picó al infame de Vázquez Roñas para que se le ocurra hablar, públicamente y en conferencia de prensa, mal de su país? Afirma que la Sultana del Norte no posee la infraestructura ni la capacidad para albergar a no sé cuántos atletas de no sé cuántos países.


Yo, por otra parte, estoy seguro de que sería una excelente idea celebrarlos ahí (además queda más cerca y podría ir :D), pero lo que no entiendo es el afán de ese idiota de desprestigiar a su propio país en lugar de proponer ideas positivas. ¿Qué no se supone que los mexicanos somos nacionalistas?


Y hablando de los mexicanos, ¿qué es lo que nos pasa que nos "ahogamos" en el último momento? Yahel Castillo iba con vuelito: 3er lugar en eliminatorias, 4o lugar en semifinales... 7o lugar final. Eder Sánchez quesque se sintió mal y volvió el estómago hasta el 15º. Y no hablemos de los demás que se han quedado "a la mitad". Estoy de acuerdo: muchos de ellos establecen marcas personales y nacionales, algunos otros son sus primeros juegos, otros tantos están en picada y descenso porque ya están ruquines y quieren sacar la casta. Pero, ¿qué nos pasa? Una monita en equitación quedó en 9º, la otra clavadista (no Jashia que valió queso en semifinales) también quedó corta a la mera hora; y el triatleta iba de peluche en ciclismo y se dejó caer hasta el 44º. Y si se fijan hay muchos mexicanos que terminaron con muy buenas calificaciones y posiciones... sólo que no son suficientes.


Entiendo que es un reflejo de la política deportiva y de la falta de apoyo en nuestro país. Y entiendo también que esto es directamente proporcional a la situación económica que vivimos, pero lo que no entiendo es por qué la gente que de verdad destaca es la que se mueve solita, como Soraya Jiménez, o Belem Guerrero. De verdad, hace falta preguntarnos si los mexicanos tenemos lo que hace falta -y no me refiero a condiciones morfo-fisiológicas o características físicas, sino al ímpetu de vencedores y la paciencia para alcanzar los logros.


Insisto, quedan pocos mexicanos que pueden "sacarnos la espinita" pero veo pocas esperanzas de que la presidencia del Comité Olímpico no regrese a dar conferencias de prensa con el rabo entre las patas. Aparentemente los de Tae-Kwon-Do son chichos: dizque una es campeona mundial y otro es subcampeón: a ver si no se "ahogan"; Paola Espinosa y Tatiana Ortiz han de estar sufriendo por la presión que la opinión pública y los medios tienen sobre ellas -pobres-; no sé qué tanta oportunidad haya con los marchistas, o con el resto de la gente que falta en atletismo; y la verdad los de kayak y canotaje no han levantado mucho los ánimos. Conclusión: no creo que México llegue a traer más que una o dos medallas más, con suerte. Pero ya veremos.


También me quedé triste porque Nastia quedó en segundo en la viga de equilibrio, frente a Shawn Johnson (su compatriota) por varios puntos. Pero no importa, quedó como la gimnasta que más medallas se lleva a su casita. Su coach/papá ha de estar orgulloso.


Y termino "sellando" con el logo de estos juegos: "Dancing Beijing", un "jing" (capital) estilizado para que parezca un monito bailando. Cómico, porque el baile no es deporte olímpico.

4 comentarios:

Yami no Ookami dijo...

Hay poncho, que te puedo decir. No es por ser malinchista, pero es un hecho que no hay el baro para poner a monterrey para los juegos Olímpicos del 2020. Simplemente fijate en la calidad de la infrestructura de los Chinos, la enta le metieron un super hiper baro, que lamentablemente no tenemos, y después de Londres la neta ta cañón que saquemos algo mejor. Para postularnos para algo así, hay muchas cosas que tomar en cuenta más que que chido que fueran aquí. Con respecto a lo de los deporstistas son varias cosas, La Guevara predijo que íbamos a hacer el ridículo, y no sólo eso, no es cuestión de dinero, porque ya Jamaica demostró que no necesitas gastar los millones para tener un oro, es la polaca, la mala leche que hay desde los miembros del comité olímpico, los políticos, los miembros de la comisión del deporte, etcétera...la neta es que hemos venido en decadencia deportiva y nuevamente, todo por un sistemacorrupto, de influencias mal diseñado para que mandemos a mucha gente a a hacer el ridículo

Poncho dijo...

Pues llámenme soñador u optimista, pero yo quiero suponer que la cosa va a mejorar, aunque sea un poquito. Y sí me gustaría ver los juegos aquí, porque también haría voltear los ojos de fuera hacia acá y, con eso, patrocinios e inversión. Pero insisto, llámenme soñador o ultranacionalista por querer promover mi país hacia fuera.

Poncho dijo...

Pero creo que Gramps (yami no ookami) tiene razón. Quién sabe... insisto... soy demasiado optimista -a veces.

Morna dijo...

¡Denme gasolina, dinamita y un par de barriles!
La neta es que es eso que dice Gramps, está ya tan corrupto el sistema aque se necesita empezar de nuevo.
Ser atleta olímpico en otros países es una profesión, les pagan por ello y ellos se dedican a entrenar. Y aquí es el colmo ¡les pagan una miseria, no los ayudan, y encima de todo quieren que traigan medallas!
Eso es el colmo del descaro.
Y además nuestros impuestos podrían ser mejor utilizados para los atletas que para una bola de burros gordos e imbéciles sentados en curules y "dizque" gobernando.

Me cae... el poder lo tenemos nosotros como ciudadados, hay que correr la voz y volver a meter el miedo en los "líderes"
¡Yo sí quiero que México vuelva a ser sede de las Olimpiadas!

Desde las sombras.