miércoles, 19 de noviembre de 2008

Rage of the Winter

¡Qué onda con el frío! Me cae de madres que el clima avisa que el invierno se acerca pero, para variar, nos agarra desprevenidos y con las chamarras y suéteres en el rincón más oscuro del clóset.

El fin de semana no tenía frío en Meztitla y llego a la ciudad de México y a-helar-se-ha-dicho. ¡Qué raro está esto!

Para contarles un poquito, me cayó el "20" de la partida este fin; con sus "pros" y sus "contras". Qué difícil es a veces darse cuenta de una realidad, y más aún cuando te das cuenta -o te hacen caer en cuenta- que de haber sido diferentes los factores (externos e internos), las decisiones habrían sido otras por completo. Insisto, no me arrepiento pues "el hubiera no existe", pero sí entré en reflexión sobre lo que posiblemente pudo pasar... pero ni hablar.

Lo que es cierto, es que tengo que buscar qué hacer con mi "nuevo tiempo" antes de que empiece a arrancarme el cabello por la ansiedad. Y necesito chamba nueva.

1 comentario:

Morna dijo...

Chale... si te arrancas el cabello te vas a quedar calvo.

Ya sabes donde buscar chamba.

Besos y abrazos oscuros... Morfeo me odia.