lunes, 10 de noviembre de 2008

Tiempo de cambio

... de paradigmas...

Este fin de semana marcó el final de varios paradigmas, y el comienzo de unos nuevos. Aquí les van algunas de las lecciones que aprendí este fin de semana...


1. Una terracería "chida" que pasaste de día, a la semana siguiente termina acabando con la vida útil de tu carro -y el de tus amigos- porque la pasaste, dos veces, de noche.

2. Es una excelente idea ir a un lugar donde en la mañana habrá una vista increíble... si en la mañana estás ahí para tomar las fotos.

3. No importa qué tanto hagas una check-list con las cosas para tu partida. Siempre se te va a olvidar algo (en realidad eso no es nuevo, sólo lo reafirmo).

4. Los gritos de un "talamontes" te pueden bajar la peda.

5. Un campamento se puede quitar en menos de 10 minutos... sólo que pierdes tus estacas.

6. Toda la gente llora; todos. Aún los que nunca creíste que verías llorar.

7. No importa cuánto te prepares para un momento... las emociones afloran y las lágrimas salen.

8. Cuando regresas de noche a tu coche, lo llenas de lodo y tienes que limpiar las vestiduras al día siguiente.

9. No importa que no llueva, tu tienda se empapa.

10. Puedes extrañar a la gente, aún cuando la estés viendo.

11. Los lugares recomendados por los amigos, aún cuando los hayas visitado antes, no son infalibles.

12. Si algo tenía que pasar, tenía que ser en mi partida.

13. Puedo ser conciso e ir al grano.

14. Tengo que aprender a hablar, sobre todo enfrente del Clan. ¡Me albureo solo!

15. En los momentos importantes está la gente que tiene que estar.

16. Fer Turcott se acuerda que tengo mi "rincón del vicio".

17. Puedo llorar de alegría y tristeza al mismo tiempo.

18. Giselle parece emo.

19. Sí puedo pasar a la historia...

20. El pastel azteca es una joda... pero sabe delicioso.

21. Lo bueno de que se te olviden las banderas es que no tienes que quitarlas; y

22. No importa qué pase, bueno o malo. Los momentos son tesoros invaluables y no olvidaré jamás mi partida.

Los quiero, amigos.

1 comentario:

Morna dijo...

Me siento muy orgullosa de ti... es todo lo que quiero decirte.

Un abrazo desde la luz y las sombras.