viernes, 30 de enero de 2009

Once Upon a Dream

¿Y si el mundo fuera un sueño? ¿Y si el reino de Morfeo fuera real?

¿Si los dibujos del inconsciente no fueran figuras reales, y lo que decimos real no resultaran sino retratos crueles del consciente?

¿Qué tanto se es consciente cuando se es inconsciente? ¿Qué tan dormidos estamos despiertos?

¿Qué tanto los sueños se hacen realidad?... ¿o será que la realidad se transforma en sueño?

¿Y si la realidad manifestando los sueños no fuera sino un sueño recreando la realidad de estar dormido?

"Todo es relativo" afirman los positivistas y científicos. "La primera realidad del mundo es la impermanencia" insisten los budistas. ¿Qué hay más relativo que los sueños y más impermanente que el sopor?

Quiero dormir. Quiero despertar. Quiero soñar la vida y vivir el sueño. Quiero dormir despierto y despertar dormido. Quiero que mis sueños y esperanzas se vuelvan realidad... o quiero que mi vida sueñe los caminos que ya recorrí dormido.



P. D. Feliz cumpleaños, Bella Durmiente

1 comentario:

Morna dijo...

De los sueños nacen las esperanzas y las ganas de hacer las cosas...

Sólo una cosa, no vivas entre los sueños, has que tus sueños se conviertan en una realidad.

Te mando un beso enorme