martes, 6 de mayo de 2008

Money, Money, Money

Lo sé, lo sé. Dos posts el mismo día. De verdad me estoy ganando el título de ocioso que pronostiqué en la entrada anterior. Pero después de establecer las reglas, es hora de empezar a seguirlas (para algún día romperlas, tal vez, aunque espero que no).

El punto es que estoy frustrado con las malditas deudas. Uno empieza a trabajar y la verdad es que el gusto de recibir cheques no le dura a uno nada. Y ese invento de la cuesta de enero es solamente una hipérbole de lo que es la cuesta quincenal: cada quincena uno pare chayotes (y cuando uno no tiene el conducto apropiado está peor). Y si luego le sumamos que nuestra filosofía occidental de vida nos conduce a gastar y a que sólo se demuestra aprecio "invirtiendo en las personas", pues estamos fregados.

En resumen: esta semanita gasté más de lo debido en un campamento y eso únicamente porque faltó un niño de acuerdo a mi pronóstico original, y a que el pinche metro de la Ciudad de México me machucó y para poder salir tuve que librarme de parte de la comida; también pagué la cena del Día de las Madres por adelantado, deposité la mensualidad correspondiente de todos mis pagos de "Endéudese 12 meses sin intereses" y aporté dinero a la casa de ustedes.

La razón me dice que consiga un mejor trabajo, con mejor paga y mejores prestaciones, pero mi sexto sentido (mal desarrollado a veces, por cierto) me hace temer que los mismos problemas seguirán. Y si pienso la incertidumbre económica que generan los panchitos políticos, la cosa se oye peor.

En conclusión me queda sólo una esperanza: atinarle a los méndigos numeritos del Melate.

¡Crucen los dedos!

2 comentarios:

Poncho dijo...

No quise editar la entrada, así que a los curiosos les dejo que la canción es de ABBA, del álbum Arrival.

Guadarrama dijo...

¡¡¡Bienvenido al mundo real!!!

¡¡¡ A gastar, a gastar que la cuesta va a empezar... unos por delante y otros no quedamos sin dinero y sin trabajo... A gastar, a gastar que la cuesta viene ya... !!! JAJAJAJAJA

Un besote