jueves, 22 de mayo de 2008

Sobreviviré




Hoy es Día de Mundial de las Tortugas. De verdad, aunque no lo crean, a algún fulano se le ocurrió decir que hoy festejaríamos a las tortugas. En varios países (cof... gringos... cof) hay varios geeks que hasta se disfrazan de tortuga y todo y salen a las calles. Está cañón.


Yo estoy de acuerdo con que debemos cuidar a estos animales porque están en peligro. Además de que hay gente que, sin pensarlo, come sus huevos acabando con anidadas completas y pudiendo aniquilar una, o varias generaciones.


A mí en particular me gustaría ir un día a liberar tortugas. Debe ser muy emotivo verlas luchar y arrastrarse hasta llegar al mar y de ahí empezar su vida. No sé... tengo ganas.


Lo que sí está cañón de estos reptiles es que nacen solos (o bueno, acompañados de un montón de chamacos más que, para efecto, sirven para dos cosas). El punto es que desde que nacen, prácticamente solos, no tienen en quien contar: por sí solos deben llegar al mar -cuidándose de los depredadores-, deben buscar sus primeros alimentos, y deben remontar las corrientes marinas ("¡El distribuidor vial"!) y migrar y recorrer el océano.


Llega uno a la conclusión de que las tortugas no son tan lentas como decimos. Son bastante precoces, si me permiten decirlo. ¡Y nosotros que tenemos tantos miedos!

2 comentarios:

Chio dijo...

vamonos juntos a liberar turtles krispirrn!!!

Morna dijo...

Puedes ir a Huatulco a fin de año... yo he ido a liberar tortuguitas ahí.

Es muy emotivo ver como se van...

¡Te quiero mucho!