martes, 3 de junio de 2008

City of Stones

Como varios saben, me fui a Michoacán este fin de semana. La razón del viajecín fué la despedida/partida de Dante y el cambio de jefatura en el Clan, quedando el ahora Rey Pitufo como nuestro soberano (Chale. Pasamos de un rey maya a un jefe tribal "Memba" a una alucinación azul que vive en un hongo).
Pero bueno. El punto es que de mi visita a Michoacán, aprendí muchas cosas. Siempre digo que se aprende algo nuevo cada día y este fin no fue la excepción.
1. ¡El lago Cuitzeo es enorme! Ya investigué en Wikipedia y tiene de 300 a 400 metros cuadrados de área y es el segundo más grande de México. Está de pelos eso de salirse del camino principal para tomarse una fotografía en un lagote con los "cuates" y todo. Lo que no está de pelos es pagar dos casetas para poder regresar al rumbo de Morelia.
2. ¡Sí hay Morelianas guapas! Algunas atienden estacionamientos, otras sólo caminan por las plazas. Pero las hay. Y también hay ñoños ahí. Yo los ví. Pero no había claneras, así que no hicimos relaciones públicas (Jaja)
3. Definitivamente sí hay Oxxos en Pátzcuaro, aunque sólo los de la carretera abren 24 horas. ¡Malditos pueblos mágicos! ¿Cómo quieren que haya magia si uno no puede alcoholizarse a gusto?
4. Una población de 123 personas (fuente: alguna página de internet que ya perdí) en una isla pequeña como Yunuén deja poco espacio para hacer fogatas y veladas, y la madera sucks.
En fin. Dejando los datos culturales de lado, me enteré que Pátzcuaro significa "Ciudad de Piedras" y me encontré esta canción en la web (la del título), cantada por un holandés de la ciudad de Steenwijk que se llama Gerard Buisman, acompañado por Wilma Dijksma (malditos holandeses y sus apellidos raros). El punto es que sentí que traía un poquito a relucir el sentimiento de una partida: la despedida de un amigo y el recuerdo de tiempos pasados.
¡Un saludo a todos los rucos!


1 comentario:

Morna dijo...

La verdad es que este post es muy personal, pero la canción... está huérfana.

Un beso y ya nos encontraremos en la Ciudad de Piedra.