jueves, 14 de agosto de 2008

茉莉花

Esta vez quedé con sentimientos cruzados tras desvelarme espantosamente para ver los Juegos Olímpicos.


Me quedé contento porque Anastasia "Nastia" Valeryevna Liukin ganó el All-Around en Gimnasia (y los chinos no pudieron ganar los 4 grandes oros). Nastia es mi gimnasta favorita hoy y me gustaría que ganara también viga de equilibrio y barras asimétricas -pero debo reconocer que una china está en close second. Sigo sacado de onda porque no entiendo bien a bien el nuevo sistema de puntuación, pero si esto evita casos como el de Alexei Nemov, bienvenido.


El arquero mexicanito quedó en 4º lugar. Ya le estaba dando yo medalla. Damaris pintó 6ª en la cargadera de pesos y los demás compatriotas tendrán que esconder la cara, con excepción de las clavadistas que ahí van (aunque Jashia se tiene que poner las pilas). Ni hablar... así es siempre. Ya veremos qué pasa con los que faltan: marchistas, más clavadistas y uno que otro por ahí.


"La bala de Baltimore" sigue dando en el blanco y le va a dar tortícolis al chamaco porque ya trae 6 medallas colgando del cuello. Y va por más.


Y finalmente empezó el atletismo o "track & field", otras pruebas que disfruto ver. El Fúwá-antílope tibetano Yingying está ahora contento por eso. Él representa la tierra y la salud (¡Salud!).

2 comentarios:

Poncho dijo...

Al pobre de Yingying le echan la culpa de las quejas con el Tibet.

Morna dijo...

Changos... está mejor leerte a ti que ver los pinchis eventos en la tele.

JEJEJE, eres más divertido, ameno y sincerote.

Un beso.

P.d. ¿qué culpa tiene el monito?