lunes, 15 de septiembre de 2008

Atrás

Ya puedo decirlo:
Felicidades a los nuevos Caballeros Rover Scouts: Andy "Lagri" García y Lalo "Grumpy" López. Ya investí a un ahijado y ¿qué tal? el día de mi cumpleaños. Estoy contento por ello. Han pasado varias cositas en este fin de semana y estoy muy contento... aunque ahorita esté en la oficina esperando a los de Festo, a ver si sí traen el material.
Hoy hay fiesta para celebrar varias cosas: las dos envestiduras... digo, investiduras; mi cumple (¡yupi!), y el 198 aniversario de que a unos criollos se les ocurrió que los peninsulares eran ojetes. A-beber-se-ha-dicho.
Les platico que hasta los lobatines me dieron regalos de cumple: unos discos de Mecano, por culpa de que a mí se me chispoteó y les puse canciones de ese grupo para que las adivinaran. Es por eso que ahora soy dueño de una copia de "Descanso dominical" y de "Entre el cielo y el suelo".
También terminé la tercer novela de las Historias de Terramar, y hasta ahorita es la que más disfruté... chance porque fue la que percibí que mejor representó los sentimientos. Así que ya acabé con Un mago de Terramar, Las tumbas de Atuan y La costa más lejana. Sólo me falta Tehanu y El otro viento para empezar a sentirme presionado por conseguir los cuentos de LeGuin. (Y la semana pasada terminé también El catalejo lacado) ¿Les dije alguna vez que me gusta muuuuuucho la fantasía?
Ayer en misa el Evangelio fue sobre el perdon... ya saben "setenta veces siete" y estuve tentadísimo a tener una disertación teológica con Monseñor con respecto a su homilía; pero entendí qué pretendía con ella... de nada sirve que Dios nos perdone todo si nosotros no perdonamos a los demás. Yo creo que el rencor es como piedritas que nos vamos guardando en los bolsillos y al rato no caben las cosas más importantes.
En fin, estoy un tanto hiperactivo... hoy es cuando. Y ya empezaré a pensar cómo le voy a hacer para el año que entra: ya va a ser un cuarto de siglo.
P.D. Amo la participación de los mexicanos en los Paralímpicos. Odio la falta de entusiasmo de los medios por ellos. Es triste. A hoy van 8 oros, 3 platas y 7 bronces, y faltan dos días. Aquí México si es potencia en la alberca. Ellos sí son ejemplo de dedicación y superación, y alcanzar sus sueños. Quizá algún día el resto de nosotros nos demos cuenta de que no necesitamos ser discapacitados para explotar nuestras capacidades.

1 comentario:

Morna dijo...

Pues Felicidades de nuevo por todos esos logros.
¡Ya el año que entra medio siglo!
El tiempo realmente vuela...

Te quiero mucho.