martes, 2 de septiembre de 2008

Fanfare

Hoy, cumpleaños de Guy Laliberté -fundador del Cirque du Soleil-, me he puesto a pensar mucho en el circo sin pistas en el que me he envuelto. Ya les estaré platicando. El punto es que he tenido que vivir una semana en el MP gracias a que a una servilleta se le ocurrió perder un cheque a mi nombre, y un individuo decidió endosarlo -falsificando una pseudofirma mía- y cobrarse la lana que, idealmente, me correspondía.
Por el momento no tengo quejas del "servicio" de los funcionarios (aunque el Licenciado nunca está) y la verdad es que la campaña de Jimmy Neutrón (alias obsequiado por German Dehesa a Peña Nieto) en contra de la corrupción parece estar sirviendo para algo... al menos en esos niveles. Nadie me ha pedido un peso, además de los $2.50 que me costaron las copias certificadas del Acta de Averiguación Previa.
Lo que sí es que me encanta el lenguaje legal. De acuerdo con el documento -cuya copia certificada se encuentra en un folder de color verde en su poder- manifiesto una serie de cosas entre las que incluye ser afecto al tabaco comercial, e ingerir bebidas embriagantes ocasionalmente, sin antecedentes penales... válgame Dios. Además de que levanté la denuncia por (ehem, ehem) Falsificación y Utilización Indebida de Títulos al Portador, Documentos de Crédito Público y Documentos Relativos al Crédito -, y el fulanito este se puede hacer acreedor a de cuatro a 10 años de prisión y de 150 a 500 ddsm de multa (entre 6,000 y 20,000 lanas). Pobre güey.
Y como el güey este se ahogará en su propia sangre... finalmente los últimos premios son los de agua: el kotinos para Phelps (no hace falta que explique por qué), la estrellita en la frente para Matthew Mitcham, que se llevó el oro en la plataforma de 10m haciendo el mejor clavado en la historia olímpica... y el kolpomonos para el remero mexicano Cristóbal no se qué rayos que según esto era bien chicho y valió pa' puro queso.
Sólo 11 días más...

1 comentario:

Morna dijo...

Chale... este México es un circo.

Sin más que decir.

Yo, merengues.