lunes, 1 de septiembre de 2008

Two Wrongs

Estuve pensando mucho en La Marcha. Yo no fui -no por que no quisiera ir, sino porque no pude ir- y sigo teniendo muchas dudas al respecto. Pienso (sí, de repente) que el principal objetivo de estas cosas es que nos demos cuenta que nos damos cuenta y que no nos gusta, pero no sirve para nada si no lo llevamos a la vida diaria. Insisto, cómo queremos que haya buenos policías si les permitimos a los de ahora atropellar nuestras garantías, o peor aún, dejamos que nos "ayuden a ayudarnos". Hay quien se queja de cómo crece el narcotráfico mientras enciende un porro, hay quien se queja de la corrupción y paga por acelerar un trámite. Dejemos de pisotearnos nosotros mismos.
Por otra parte, sí estoy admirado sobre los resultados de la marcha. Fue imprecionante ver las imágenes en los noticieros y en los periódicos, y habla de lo fuerte que se hace cada vez la fuerza de los ciudadanos ("plis, plis... sigan gritando en sus vidas diarias"), y ojalá haya consecuencias - para bien.
A ver si hoy, en el Informe sale algo de eso... y a ver si respetan y dejan hablar (¿o qué, se van a tener que llevar granaderos a la Cámara?). Hace 23 años encontraron los restos del Titanic hundido en el Atlántico... ojalá hagan como que "descubrieron" la dignidad del país y los políticos encuentren su verdadera razón de ser. No sé, no sé...
Y me faltaron premios la semana pasada... y como es el día en que algunos se queman, los premios fuego son para:
Kotinos: Rafael Nadal, al ganar los J.O. se convirtió en el No. 1 en el mundo (además me cae bien). Varias estrellitas en la frente para los futbolistas argentinos y para los basquetbolistas gringos que mantuvieron/redimieron el honor. Y el kolpomonos para el Comité Olímpico Mexicano: no se hagan pendejos, sí les hacía falta uniforme a las mexicanas y eso se llama no tener ni p... idea de los reglamentos para los deportes.
12 días...

1 comentario:

Morna dijo...

Pues la marcha estuvo muy interesante, la verdad es que ya somos muchos los que estamos hartos y queremos un cambio... la sociedad se está dando cuenta que el poder está en ella no en los politicuchos que dizque "gobiernan".

Los cambios se pueden dar y con una sola voz que se levante... muchas le siguen.

Un abrazo