martes, 28 de octubre de 2008

Me duele amarte

... o profundidades de trivialidades...



Hoy es mi última junta de Clan... y el sábado 8 de noviembre es mi partida. No había querido pensar mucho en esto, y no me gusta hablar de "últimas oportunidades" porque con ellas siempre llegan nuevas, y no quería profundizar en esto. Pero se acerca la hora... el momento de decir "estoy listo" llega y hay que dar la cara al mundo.

Me duele dejar de enseñarles, y de estar ahí hablando profundamente de temas triviales como la "junta del martes" o la "actividad del fin de semana".

Me duele saber que la gente a mi alrededor me hablará de frente y a la cara, y que cuidarán mis espaldas.

Me duele dejar a el círculo de amigos incondicionales y sabios para su edad. Me duele dejar a mis ahijados y saber que seguirán creciendo, y no verlos hacerlo.

Me duele tener que enfrentar el mundo sin el consuelo de "huir" unas horas a la semana a La Cueva.

Me duele salir a la calle y tener miedo del siguiente paso, y haberlo dado sin darme cuenta.

Pero lo que más me duele -y también me llena infinitamente- es darme cuenta que estoy listo para la vida: listo para volverme un ejecutivo, y hablar de la "venta de mañana" o la "proyección del próximo mes"; listo para enfrentar cara a cara a mis compañeros de trabajo y hablar con honestidad; listo para hacer más amigos incondicionales, y para -algún día- dejar que mis (futuros) hijos sigan creciendo, verlos abrir sus alas y dejar el nido; listo para "huir" unas horas al día a mi casa con mi mujer, o "escaparme" un rato con mis amigos; listo para salir a la vida y tomar decisiones sin miedo y dándome cuenta.

Estoy listo... y duele....

Me duele haber amado tanto a este Clan estos 4 años... me duele, pero si duele es que estoy vivo, y si estoy vivo es que hay que seguir caminando... no he llegado al fin...

Los quiero, amigos...

1 comentario:

Morna dijo...

Y la vida duele pero también es hermosa.

Aquí estoy, a tu lado siempre y lo sabes... hombro con hombro, escudo con escudo, espada con espada.

Mi estandarte y tu estandarte.

Te quiero.