lunes, 24 de noviembre de 2008

Macondo

¡No me maten!

Ya había olvidado mucho sobre Cien Años de Soledad, así que lo estoy leyendo de nuevo. Me encontré un libro completamente nuevo que, aunque tiene pasajes que recuerdo muy bien, hay varios que parecen recién creados y surgidos de las brillantes letras de García Márquez.

Estoy riendo como enano, llorando como Magdalena, y disfrutando como niño chiquito.

Ya platicaré de nuevo mis nuevas-viejas experiencias, con este libro nuevo-viejo que encontré en mi librero.

1 comentario:

Morna dijo...

Pues disfruta a las generaciones de cien años, las cuales no tienen cabida en esta tierra.

:)