martes, 3 de noviembre de 2009

Calaveritas

Ayer fue Día del Muerto, de Muertos o de los Fieles Difuntos. Si bien es cierto que esta festividad nacional (y día de precepto de la Iglesia) cada vez pierde magnitud en su eterna batalla en contra del Halloween, y sólo causa alegría pues -como festividad- es también día de descanso, a mí me gusta mucho.

Llámenme patriotero o como quieran, pero sí, sí me gusta el Día de Muertos; y no sólo porque el pan de muertos es para mí una de las más ricas joyas de la panadería tradicional mexicana. Lo cierto es que me parece no sólo un día alegre, sino también un poco melancólico y, me atrevo a decir, romántico. Es una celebración del amor por nuestros seres queridos -en particular por aquellos que estiraron la pata-, y la exaltación de nuestra efímera existencia. Y qué mejor forma de festejar que con lo más tradicional en México: la comida... el arte.


Y es así que una de mis tradiciones favoritas del Día de Muertos son las calaveritas: esos poemas que humorizan el carácter de las personas al encontrarse a "la Flaca" (la Muerte, la Calaca, el grim reaper, etc.).

Así que hice algunas yo mismo. No soy un gran poeta, así que el ritmo y la métrica no son de experto, pero se las dedico con cariño a otros blogueros, a mis lectores y amigos (Nota: aquellos que no conocen la tradición, no se lo tomen a pecho: es pura broma).


Montse:

Al ver Montse a la Flaca acercarse,
soltó su libro y empezó a hacer katas:
soltó golpes y patadas y, al calmarse,
la dejó ir, con el rabo entre las patas.

Gramps:

Miró Grampa a los ojos de la Muerte,
tiró los dados: estamina y resistencia:
"Pequeño" dijo ella "mira tu suerte,
con ese botch terminó tu existencia".

le0pard13:

Cuando la Flaca fue por Michael fue un gran chiste:
primero, al verla, él quedó muy asustado
pero al llevarlo al cielo ella se puso triste,
al ver a Bogart y Lennon, ¡corrió emocionado!

PCN:

Cuando la Muerte llegó, Elyse estaba ocupada,
preparando un nuevo post, y a media lectura.
"Y ¿qué dirá la autopsia?", dijo Elyse asustada,
y la Flaca respondió "sobredosis de cultura".


Esto es todo por el momento... si se me ocurren otros, tal vez haga alguna edición.

4 comentarios:

lavozdelailusion dijo...

Pues mira... No hay nada de malo en celebrar Halloween, se llama: Proceso de aculturación. Está bien, en mi opinión es correcto; pues en Estados Unidos también celebran el 5 de mayo, el día de muertos. En muchas partes de Europa también celebran esta fiesta tan bonita y --muy de acuerdo contigo-- romántica. No hay nada de malo en aceptar más bien que todos somos seres humanos y que compartimos pasiones como todos los demás. Yo recuerdo que de niño, cuando llegué a Satélite, celebramos nuestro primer día de acción de gracias con unos vecinos y por supuesto, recuerdo que celebré nuestra independencia, con muchos amigos gringos en California. Así que, combinemos las tradiciones, mezclemos todo, ya verás que bonito es.

Poncho dijo...

Jajaja... Pepito... no tengo nada contra el Halloween. Mi única objeción es que se llegue a perder una fiesta por otra.

Yo también me disfrazo! Este año fue de fauno :D

Morna dijo...

Jajajaja, muchas gracias por la calaverita.

Concuerdo contigo, el sustituir una celebración por otra no me parece justo, pero celebrar o conocer otra es una manera de sincretismo. En fin... a mí me gusta el Día de Muertos, las calaveritas, el pan de muerto y por supuesto esa tradición que no muere y no morirá mientras la mantengamos viva.

Besos y abrazos.

le0pard13 dijo...

I'm late, but thank you for this.