miércoles, 9 de febrero de 2011

Oscar 2011: Sundance Kids, Parte 1


A 18 días para la entrega de los Premios de la Academia, continúo -por fin- la serie resaltando mi opinión sobre algunos de los nominados. Algunos ya saben que me considero un cinéfilo y esta es mi forma de honrar su trabajo, y de hablar de mi admiración por las películas que se encuentran en las listas de AMPAS. Para ver la lista completa de nominados, den clic en el banner de encabezado de la entrada.

Es bien sabido por muchos que el Festival de Cine Sundance es uno muy prestigioso y, para muchos, es una plataforma a la fama -e incluso a los Óscares. Los directores Christopher Nolan y David O. Russell (nominados este año) tienen sus raíces en Sundance, y fue en este festival donde en los últimos años se estrenaron películas como Precious: Based on the Novel Push by Sapphire, An Education, Frozen River, (500) Days of Summer, In Bruges y The Visitor, y documentales como Man on Wire.


El año pasado no fue la excepción, y 9 filmes (4 dramas, 4 documentales y un corto animado) ocupan 15 de las nominaciones al Oscar. Dos películas, en particular, tienen 4 nominaciones cada una: Winter's Bone y The Kids Are All Right.

Estos dos filmes tienen varias otras cosas en común. Ambos están dirigidos por mujeres, las estrellas también son mujeres y, para la 83ª entrega del Oscar, los dos están nominados para -prácticamente- los mismos premios: "Mejor Actriz", "Mejor Actor de Reparto", "Mejor Guión" (la primera para Guión Adaptado, y la segunda para Guión Original), y "Mejor Película".


Winter's Bone

Tengo que decir que Winter's Bone (traducida al español como "Lazos de sangre" o como "No sin mi padre", dependiendo del país) me sorprendió positivamente. Sólo sabía de sus nominaciones al Oscar cuando lo conseguí y, después de verlo, supe que ganó el Gran Premio del Jurado para Película Dramática en Sundance, y se ha llevado también otros premios de la crítica (Detroit, Seattle, San Francisco, Toronto), en particular por las actuaciones de Jennifer Lawrence y John Hawkes. Fue dirigida por Debra Granik de quien debo confesar es el primer filme que veo.

En Winter's Bone, Ree Dolly (Lawrence) es -a sus 17 años- el sostén de una familia disfuncional en un poblado rural en el sur de Missouri. Su madre está retraída ("se volvió loca", como afirma Ree); mientras que su padre ausente está involucrado en la fabricación de metanfetaminas y colocó la casa como colateral para su fianza. Por eso, cuando el sheriff le informa a Ree de la fecha límite de su padre para presentarse en corte, ella se propone encontrarlo para así salvar a su madre y dos hermanos pequeños de la pobreza segura.

El guión, escrito por Granik y Anne Rosselini, y basado en el libro de Daniel Woodrell, está nominado al Oscar como Mejor Guión Adaptado. Winter's Bone teje un trama de suspenso de manera que envuelve y crea en la audiencia (al menos lo hizo en mí) un sentimiento de inminente desesperación y horror envueltos alrededor del personaje de Ree. Pero el motor de la trama no es sólo el misterio, sino la necesidad y las interacciones de la familia Dolly.

Winter's Bone es un tour de force de Jennifer Lawrence. De hecho no hay una escena donde ella no esté presente y, por lo tanto, pareciera ser una carga muy pesada para una actriz tan joven. Pero Lawrence hace un papel excelente. Al principio, parece ser solamente una hillbilly de carácter duro y seco, pero conforme la trama avanza, y la incertidumbre y falta de seguridad se arraigan, el personaje se descascara y sus emociones la traicionan para salir a flor de piel. Pero es una actuación sutil. La coraza de Ree no se desmorona del todo sino hasta el mismo momento final, y sólo se permite la catársis por unos segundos.

Hay una escena en particular donde Ree se presenta en una oficina de reclutamiento del ejército, con el fin de obtener dinero para mantener a sus hermanos; pero como es menor de edad y ninguno de sus padres está en condiciones para otorgar el consentimiento, el reclutador rechaza su oferta y le sugiere que su lugar está con su familia. Gracias a que ví Winter's Bone en video, tuve la oportunidad de ver esta escena varias veces, y ninguna dejó de sorprenderme: Lawrence consiguió mostrar (en un primer plano brillante) un rostro serio que, al mismo tiempo, proyecta desesperación e incertidumbre, mientras que el monólogo (off-camera) del oficial es más bien alentador y positivo. Y la película está llena de escenas como esta. No cabe duda que los laudes a la actuación de Lawrence, y su nominación al Oscar como Mejor Actriz, son todos bien merecidos. Sin querer sonar discriminador, lo único quizas reprochable de la participación de Jennfier Lawrence en el filme es que tenía una dentadura muy bonita para una hillbilly.

El próximo proyecto grande de Jennifer Lawrence es su participación en X-Men: First Class, como Mystique. A ver qué tal.

La otra actuación nominada (Oscar por Mejor Actor de Reparto) en Winter's Bone proviene de John Hawkes, un actor relativamente poco reconocido por un amplia carrera (de la cual, también, me declaro poco conocedor). Hawkes la hace de Teardrop, el tío de Ree -hermano de su padre desaparecido-. Tengo que reconocer que hace el papel del drogadicto, desconfiado, enojado y vengativo protector de su sobrina muy bien, y su presencia en la pantalla daba miedo, aunque no tanto como el del personaje de Dale Dickey (otra de la que no sabía nada), Merab, que no ha recibido tanto cariño en los premios.


Si bien no tengo punto de comparación -nunca he estado en las montañas de Missouri-, el filme me pareció realista y honesto, si bien oscuro y perturbador. Lo recomiendo mucho.

Para leer otra reseña del filme por la divertida PCN les dejo el enlace.


The Kids Are All Right
The Kids Are All Right ("Los chicos están bien"), me dejó insatisfecho. No quiero decir que sea un mal filme, pero definitivamente no es uno excelente. Fue dirigido por Lisa Cholodenko, es una historia familiar, como lo sugiere el título. Esta película también la vi en video, después de que ganara el Globo de Oro como "Mejor Película de Comedia o Musical" y "Mejor Actriz en Comedia o Musical" para Annette Bening. Creo que la razón por la que ganó el premio como filme fue gracias al impacto del elenco tan poderoso (el star-power), y lo "controversial" de la premisa.

Nic (Bening) y Jules (Julianne Moore) son una pareja lesbiana con dos hijos, Jodi (Mia Wasikowska) y Laser (Josh Hutcherson). Cuando los chicos contactan al donador de semen de ambos, Paul (Mark Ruffalo), la relación de las madres se pone en riesgo y -con esto- la estabilidad de la familia.

El guión escrito por Cholodenko y Stuart Blumberg, francamente, no se me hizo espectacular. Creo que su nominación al Oscar como Mejor Guión Original pudo haber ido a otros filmes, como Black Swan. Los primeros retratos de la familia poco convencional son muy buenos, pero poco a poco, la trama se vuelve incómoda, y los algunos de los personajes, incoherentes. Creo que el guión perderá el Oscar frente al de Inception (con todo y mis peros, de los que hablaré luego).

El elenco es top-notch, y la actuación no deja nada que desear. Annette Bening convierte a Nic en una mujer compleja y realista, y domina la pantalla en cada una de las escenas en las que aparece. Bening habitó el personaje y lo demuestra en cada uno de los ademanes, haciendo los sentimientos palpables. Su ya cuarta nominación al Oscar, esta vez como Mejor Actriz, es sólo evidencia de lo poderoso de su interpretación y de lo increíble de su trabajo anterior (Being Julia, American Beauty, Bugsy, entre otras).

Mark Ruffalo, como Paul, es también muy bueno. A él lo había visto en algunas otras películas (You Can Count On Me, Blindness, 13 Going on 30, Zodiac, In the Cut), pero nunca lo había visto crear y dominar un personaje tan complejo. Logra equilibrar lo interesante y ilusoriamente atractivo de la vida bohemia con lo irresponsable, entrometido y desapegado de su personaje, y representa muy bien el desconsuelo al encontrar una vida que le gustaría tener, y descubrir que nunca le perteneció.

Y faltó cariño en los premios para el resto del elenco: Julianne Moore transmite sin esfuerzos la duda y el dolor de una mujer adúltera y arrepentida (¡ya denle un premio a esa mujer!), Mia Wasikowska (la Alice de Tim Burton) es brillante como la hija "volando del nido", e incluso Josh Hutcherson da una actuación honesta y madura.

Si me preguntan, sé que hubo mejores películas este año. The Kids Are All Right está bien hecha, con actuaciones excleentes y escenas muy bonitas. Pero termina quedando corta.

Aquí hay otra reseña del filme, por Eric Edwards.



Los filmes nominados a la 83ª entrega del Oscar de los que he escrito son:

  • Biutiful (Mejor Actor [Javier Bardem], Mejor Película en Lengua Extranjera)
  • The Kids Are All Right (Mejor Actriz [Annette Bening], Mejor Actor de Reparto [Mark Ruffalo], Mejor Guión Original, Mejor Película)
  • Winter's Bone (Mejor Actriz [Jennifer Lawrence], Mejor Actor de Reparto [John Hawkes], Mejor Guión Adaptado, Mejor Película)

2 comentarios:

le0pard13 dijo...

Fine post, Poncho. Wasn't WINTER'S BONE somethin'! Whenever Jennifer Lawrence and John Hawkes were on screen they were mesmerizing. It's not a story I'd be normally drawn to, but I couldn't help but be spellbound by it. My wife and I are suppose to watch THE KIDS... film this weekend. Thanks for this.

Poncho dijo...

WINTER'S BONE is something! Amazing acting, great writing, haunting story... a great film indeed.

Let me hear (read) what you think of THE KIDS when you see it.