miércoles, 14 de mayo de 2008

Ira Tenax

Declaro la guerra en contra de mi peor enemigo que es:

El conformismo de aquellos que se han guardado sus espadas en un baúl y han dejado que el mundo los venza. La inconformidad de aquellos que son incapaces de encontrar felicidad en su tragedia.

La paciencia de aquellos que esperan sentados un cambio. La impaciencia de aquellos que ven pasar el tiempo sin vivir el tiempo que pasa.

La alegría de aquellos que se regocijan en el dolor ajeno. La tristeza de aquellos que miran recelosos el gozo de otros.

La dureza de aquellos que no dejan a otros ser quienes son. La holgura de aquellos que no desean ver a otros descubrir su potencial.

La pereza de aquellos que no conocen el amanecer. La prisa de aquellos que no se detienen a observarlo.

La esclavitud de quienes sólo viven del trabajo y las obligaciones. La libertad de quienes sólo viven del placer.

La riqueza de los que sólo poseen. La pobreza de los que no ansían.

La ceguera a los logros pequeños. La lucidez que ve los errores ajenos.

Declaro la guerra en contra de mi peor enemigo que es: la gente que no vive el mundo, sino deja que el mundo lo viva a uno.

2 comentarios:

Chio dijo...

uuuush tú tienes que leer a Heidegger, se van a caer bien ;)

Morna dijo...

Pues tal vez te caigaBien Heidegger, pero muchos autores han escrito lo que escriben por medio de sus experiencias de vida.

El vivir es estar, ser, sentir y pensar en el mundo.
Si dejas que te lleve el mundo, te llevo la chi...

Un besototote.