martes, 5 de agosto de 2008

River of Tears

"Cada lágrima enseña a los mortales una verdad". Platón
No sé qué me pasa, pero no puedo dejar de llorar. Siempre me jacté de tener los ojos secos y que, aunque nunca he ocultado mis sentimientos, las lágrimas no eran lo mío. Siempre lo dije, y así fue durante casi 24 años... van casi dos meses que mis ojos se han inundado y que, de manera inexplicable, lloro a cada rato.
"A veces no nos dan a escoger entre las lágrimas y la risa, sino sólo las lágrimas, y entonces hay que saberse decidir por las más hermosas". Maurice Maeterlinck
No me tomen a mal. Sigo riendo de todo: disfruto infinitamente la sonrisas, los chistes, las bromas, los amigos, el tiempo, el sol, las estrellas, las nubes, la luna, el aire, el agua y todo a mi alrededor. Soy optimista y sé que el sol sale siempre después de la tormenta. No me estanco en los momentos tristes. Pero lloro todos los días. No son lágrimas de tristeza -al menos no todas- sino sólo lágrimas.
"Las lágrimas son la sangre del alma". San Agustín
Lloro de tristeza: porque extraño a mi abuelo, porque los amigos perdidos, porque el amor no me ha sonreído, porque aún no encuentro un trabajo que me haga feliz. Lloro de nostalgia: por los momentos que han pasado, por el tiempo transcurrido. Lloro de emoción: por los nuevos amigos, por los momentos que vendrán, por los pequeños logros. Lloro de alegría: con las buenas noticias, los chistes que me hacen reír todo el día, los buenos momentos con mis amigos y mi familia. Lloro despierto, lloro dormido, lloro viendo la tele o una película, lloro leyendo, lloro oyendo música, lloro caminando o sentado, lloro mucho.
"Si lloras de alegría, no seques tus lágrimas: las robas al dolor". Jean Paul Toulet
Hay quien dice que soy de agua, y no sé si esto es porque me estoy alineando más con mi elemento: que yo no era lo suficientemente húmedo y que mis ojos han decidido cambiar eso. No sé si surgió en mi un poco de fuego, y mis emociones son más fuertes y por lo mismo ha hecho falta agua para evitar quemarme. No sé si soy aire y este aire es de tormenta, y por eso trae agua de lluvia; o no sé si es que soy tierra que necesita mojarse para que siga creciendo todo. No sé. Lo que sé es que estoy llorando en este momento y en realidad no sé por qué. Y al mismo tiempo estoy riendo porque pienso en qué dirán los que lean esto.
"El ojo ve bien a Dios solamente a través de las lágrimas". Victor Hugo
No estoy triste de volverme un llorón, sólo me extraña... me extraña mucho. Esto es algo diferente, un cambio tal vez para bien. Tendré que acostumbrarme. Cargaré pañuelos o kleenex todo el tiempo. Estoy seguro que he crecido y me he vuelto más hombre. Solamente es raro... y diferente.
Un abrazo mojado a todos mis amigos. Los quiero, en serio.

2 comentarios:

Chio dijo...

Krispin!!! Yo te entiendo, yo estuve así un tiempo, creo que a veces aún estoy así... el problema con el duelo es que nunca te deja en paz de repente se escabulle como un raton y te aplasta el alma, y todo se siente tan mal y tan grande... Pero estate tranquilo, vamos a estar bien :)

Organicemos las chelas con Morna también!! para ponernos al día y echar la platicada

Obvio dominas que te quierou mucho mucho

Morna dijo...

Poncho, dicen por ahí que las lágrimas son el bálsamo del alma.

Tal vez necesitas llorar lo que no has llorado en años y eso pasa, creéme.

Si necesitas un hombro para llorar y un suéter para moquear, sabes que tienes el mío.

Un besototote y un abrazo enorme.
Te quiero mucho.

P.d. ¡Vamos por esas chelas con Chio!