martes, 12 de agosto de 2008

Stand Up

Me desvelé anoche, pero lo disfruté. Las primeras mujeres mexicanas en ganar medalla olímpica en clavados. Felicidades a las chavas. ¿Les comenté cuánto disfruto los Juegos Olímpicos? El espíritu me encanta, soy fan de la cultura griega y me gustan muchas cosas de la cultura china. ¡Excelente combinación!


De cualquier forma, hoy estoy feliz. Ayer lloré otra vez un poco por mi abuelo (cumplió 2 meses), pero decidí ver a las chavitas estas clavarse a las medallas, y lo hicieron. Sí me da tristeza ver cómo los mexicanos cada vez se suben menos al podio -por cierto, me purga cuando la gente dice "ganamos medalla" porque no es cierto: lo ganaron ellas-; es triste ver cómo el deporte mexicano va de mal en peor (ya ni calificamos en foot-ball), pero a veces aparecen algunas luchadoras -o luchadores- que nos levantan el ánimo: ya lo hizo Soraya Jiménez o Belem Guerrero. Ojalá haya de esos este año.


En fin... dejo aquí otro Fúwá: Jingjing, el "osito panda" amigo del bosque y la naturaleza, honesto y alegre, pero que pelea judo y carga pesas. Nos dice lo que yo he dicho muchas veces: cuiden la naturaleza (curioso, porque a los chinos les vale madres).


1 comentario:

Poncho dijo...

Jingjing el Wáwá mató a otros pandas con el terremoto de Sichuan.