miércoles, 19 de agosto de 2009

Dos princesas de Disney

Anoche fui al Blockbuster y renté dos películas que se habían escapado desde hace un tiempo. Las dos tienen en común que "pertenecen" al 2008, fueron aclamadas por el público enormemente, y recibieron varias nominaciones y premios durante la temporada pasada.

Pero también se parecen en otra cosa -y no lo había notado sino hasta después de terminar de ver la segunda-: las dos tienen en su elenco principal a una actriz "sacada de la oscuridad" por los estudios Walt Disney, y participaron en un film junto a Meryl Streep. Y las dos fueron nominadas al Oscar -y al Globo de Oro y otros premios- por su actuación en estas películas.


La primera era Doubt (La Duda).

Cuando estuvo en el cine no tuve oportunidad de verla inicialmente y cuando me enteré que saldría de cartelera corrí -un jueves- a la única sala de la zona donde estaba y me encontré con que sí aparecía en cartelera, pero no había funciones porque la cinta estaba fallando.

En esta ocasión, no tenía mal karma acumulado y pude verla en la comodidad de mi hogar. Y lo cierto es que estaba ante un despliegue de histrionismo.

Una joven monja (Adams) se ve envuelta en una lucha de poder y de dudas y certezas, cuando sospecha de pedofilia de un sacerdote (Hoffman), y lo confiesa ante su superiora (Streep). Y la duda surge...

Doubt es una de esas películas donde muchas cosas salen bien, y los errores son opacados por el brillo de los aciertos. Lo que más resalta es, sin lugar a dudas, la actuación: Meryl Streep es magistral, Philip Seymour Hoffman (Capote)-aunque no es su mejor actuación- destaca en particular por la intensidad de su expresión facial, Amy Adams demuestra que su lugar está ahí en las Grandes Ligas y Viola Davis (que hace de la madre del muchacho en cuestión) sobresale impresionantemente en una de esos papeles blink-and-you'll-miss-it. No hay duda que los cuatro merecían sus nominaciones al Oscar.

Y lo cierto es que el guión consigue lo suyo: generar una tensión en la audiencia, una cierta paranoia; la duda pues ¿será verdad? Y lo cierto es que la duda queda en el aire...

Doubt can be a bond as powerful and sustaining as certainty. When you are lost, you are not alone.

Veredicto: La Duda vale la pena por muchas razones. No hay duda.


Y aquí está la actriz: Amy Adams. Lo cierto es que ella no estaba completamente en "la obscuridad", antes de su papel con los estudios Disney. Había sido nominada al Oscar por su actuación en Junebug (2005) como actriz de reparto, pero lo perdió ante Rachel Weisz (The Constant Gardener, The Mummy).

Uno de sus primeros papeles fue Catch Me If You Can (2002) de Steven Spielberg. Permaneció en la relativa obscuridad hasta Junebug (2005) y finalmente se convirtió en una actriz "de las que la gente sigue" después de Enchanted (2007), que le valió una nominación al Globo de Oro. Y luego Doubt, donde demostró que su primera nominación no fue llamarada de petate y que, además, se encuentra en su lugar junto con figuras como Streep, Hoffman o Davis (que ganó un Tony y varios premios en el Teatro).

Hay una escena en Doubt donde Sister James (Adams) confronta a Sister Aloyse (Streep) sobre la rigidez con que dirige el colegio. Y hay que escuchar la voz que se llena de lágrimas y se corta por la intensidad. No es difícil cargar de emoción una actuación; lo que es difícil es transmitirla de manera real y tangible. Y Amy Adams lo consigue ahí.


Habrá que ver cuáles son sus planes en el futuro, pero no hay que quitar el dedo del renglón con ella.


Después de Doubt, me puse a ver una recomendación de mi amiga P: Rachel Getting Married (El casamiento de Raquel). Y esta es otro rollo.

Parece película independiente -en realidad no estoy seguro de que su realización no haya sido así y que, después del Festival de Cine de Venecia y de Toronto, donde se proyectón, Sony Pictures no haya decidido distribuirla. En fin, parece película independiente: el tema, la cinematografía como de cámara manual, y los diálogos.

Kym (Hathaway) sale de rehabilitación para asistir a la boda de su hemana, Rachel (Rosemarie DeWitt), y ahí se enfrentará a los fantasmas de su pasado y su adicción.

No quiero revelar más, porque precisamente el carácter de los personajes es parte de la trama. Pero es cierto que es otra excelente película y otro despliegue histriónico: Debra Winger (la madre) es excelentemente ambigua y DeWitt refleja verazmente la bipolaridad que uno tiene en su trato con los hermanos. Y otra cosa maravillosa es el guión por una única razón: es real; todas las situaciones y personajes parecen sacados de la vida misma y reflejan su escencia agridulce.

Pero, sin lugar a dudas, lo mejor del filme es Anne Hathaway. En un papel de moralidad cuestionable consigue transmitir emociones a través de la pantalla de un modo inmejorable. Así, el arrepentimiento trasciende al filme, la necesidad de perdón permea la atmósfera y la desesperación ante la falta de comprensión se vuelven nuestras.


Veredicto: No hay droga que impida disfrutar -y sufrir- Rachel Getting Married.


Y es Anne Hathaway la otra actriz "descubierta" por Disney. Ella, por otra parte sí surgió al ojo público gracias a The Princess Diaries (2001), y participó en muchos papeles similares, hasta que decidió salir del marco de princesa y participó en un rol secundario en la aclamada Brokeback Mountain (2005), con Heath Ledger y Jake Gyllenhaal.

Y ha actuado en varias películas aclamadas, como The Devil Wears Prada (2006), con Meryl Streep; Becoming Jane (2007), el remake de Get Smart (2008), con Steve Carrell y Alan Arkin; y finalmente Rachel Getting Married.

Hay dos escenas: En una de las sesiones grupales, Kym (Hathaway) narra uno de los errores que cometió por las drogas. Y después, confronta a su madre sobre el mismo suceso. En ambas, la emoción es tan real que es casi tangible; y sus movimientos y reacciones son tan honestos que le dan al filme una apariencia de documental.

Ahorita Hathaway es la vocera -y el rostro- de la campaña de Magnifique de Lancôme. Y uno de sus proyectos más cercanos es Alice in Wonderland de Tim Burton que está programada para marzo del año próximo. En este filme saldrá representando el papel de la Reina Blanca, junto con Johnny Depp y Helena Bonham Carter.




En los próximos días hablaré un poco más de las cosechas de Walt Disney.

4 comentarios:

le0pard13 dijo...

Excellent summaries for these two films, Poncho. Both of these young actresses have loads of talent. I knew Amy had great comedic skills, but Anne surprised the hell of out me with her Get Smart stint last year. Thanks for this.

Poncho dijo...

Thanks le0pard13 for your comment! Have to say I'm amazed as well with AH's Get Smart.

Glad to see you here and congrats on your nom!

Morna dijo...

Anne is a great actress, I love her in drama films.
Ponchito, thanks for te reviews and I will see Get Smart, I've never had the oportunity...

Take care and yes... today is day for english.

XOXO

popculturenerd dijo...

Poncho, my Spanish isn't as good as your English so I can understand very little of your articles. But I think I was able to understand more of this post because I've seen these movies!

If you're interested in a great Q & A with the cast of Doubt, please visit my blog and enter "Doubt Q & A with Streep, Hoffman, Adams, Davis and Shanley" in the search box. Streep is hilarious in it.