lunes, 10 de agosto de 2009

Top 10: Vampiros

Siguiendo un poco el furor que me ocasionó, y el diálogo interno consecuencia de mi lectura de Nocturna, de Guillermo del Toro y Chuck Hogan, me entró un impulso por definir cuáles son mis más altas expectativas en cuanto a la cultura vampírica. Esto es, qué vampiros de la literatura, televisión, cine, etc. han generado mayor impacto en 'su servilleta', ergo cuáles son mis vampiros favoritos de todos los tiempos.

Así que me decidí por iniciar este muy personal Top 10.

1. Lestat de Lioncourt y las Crónicas Vampíricas.
Lestat es sin lugar a dudas mi vampiro favorito. En particular, el Lestat literario (si me preguntan por cuál adaptación de éste prefiero, sin lugar a dudas es el homoerótico Tom Cruise en Interview with the Vampire: The Vampire Chronicles, de 1994; la película de Aaliyah apestó, francamente, y Stuart Townsend no logró captar la profundidad del vampiro sin hacerlo parecer una caricatura patética).

Lestat es seductor, inteligente e fascinante, y ha sabido sobrevivir en un mundo vertiginoso y salir airoso. Anne Rice muestra con genialidad una cultura -o subcultura- que se arrastra en las sombras de la sociedad y, de súbito, sale a dar la cara con Lestat al frente de un grupo de "rock"... y logra despertar a la madre de los vampiros.

Pero también es interesante cómo Anne Rice explora otros temas controversiales en sus Crónicas. Y la polémica de estas se ve "diluida" gracias a que los personajes no son completamente humanos. Algunos ejemplos que vienen a la mente: el homoerotismo y la homosexualidad, el incesto (Lestat y Gabrielle de Lioncourt), la pedofilia (Louis de Pointe-du-Lac y Claudia, o Armand), la violación (Khayman, y Maharet y Mekare), el xenocidio (la muerte del Thèâtre-des-Vampires o la masacre por Akasha) o el parricidio.

2. Vlad Tepes / Drácula
Drácula, en particular el de Bram Stoker, es el arquetipo del vampiro. Y sin lugar a dudas la capa negra ya es famosa. Sus transformaciones en lobo (¿o perro?), murciélagos, ratas en la historia son fascinantes. La escena en el libro de la catástrofe del Demeter es escalofriante, y las descripciones de Jonathan Harper del castillo erizan los cabellos.

Valaquia, Transilvania... qué importa. Lo cierto es que se han creado miles de historias para este villano, y en mi opinión la adaptación mejor hecha es la encarnada por el actor Christopher Lee (Saruman en The Lord of the Rings). El mal encarnado. Punto.

3. Selene
Hay sólo una razón por la que soy fan de Selene. Es sexy. Muy sexy.

¿Qué importa que Underworld sólo sea medio buena, y que Underworld: Evolutions decepcione? Ver a Kate Beckinsale patear traseros vestida con ese traje de cuero/spandex/whatever negro pegado a su cuerpo no tiene precio.

4. Alucard
El perfecto ejemplo del vampirismo occidental "robado" por los orientales y aterrizado en un manga/anime. Alucard es terrorífico, cool, y además es el héroe o antihéroe de Hellsing.

Francamente, no soy fan del anime y conozco muy poco del manga. No soy otaku, y me quito el sombrero ante los que sí conocen y siguen estos géneros. Pero lo poco que he visto ha sido genial.

5. Count Orlok (Graf Orlok)
Ok. Lo admito. Es trampa. El Conde Orlok es en realidad el conde Drácula no autorizado y llevado a una película: Nosferatu, eine Simphonie des Grauens (1922), interpretado por Max Schreck. Y todo porque los alemanes no tenían los derechos para filmar una adaptación fiel de Dracula de Bram Stoker. Así que se tomaron algunas licencias -incluyendo cambios en los nombres de los personajes- y crearon esta versión del vampiro (aquí llamado Nosferatu) deforme, sin ningún atractivo físico y que, además, no transforma a sus víctimas en vampiro, sino sólamente los mata.

Se trata de una de las primeras apariciones del mito en la pantalla. Y además inspiró a los "Nosfes" de los juegos de rol.

6. Jessica Hamby, Eric Northman y los vampiros de True Blood.
Jessica es otra vampira sexy, sexy. Además de excelentemente escrita. Tengo entendido que Jessica es un personaje creado meramente para la serie de televisión True Blood, y no aparece en las novelas de Charlaine Harris.

Jessica está aprendiendo a ser vampira (o vampiresa) y a lidiar con su nueva naturaleza de no-muerta. Se convierte en un comic-releaf en la serie, además de lucir, como ya dije, sexy sexy.

La serie es excelente. Todavía tengo que leer la saga de The Southern Vampire Mysteries, pero por lo pronto, Jessica encabeza la lista de los vampiros en esa serie. He de admitir que me gusta el personaje de Eric Northman, pero espero con ansias la siguiente aparición de la pelirroja.

Tengo entendido que en futuros capítulos aparecerá la "Reina Vampira de Luisiana" y tengo curiosidad de saber cómo se va a ver.

7. El Conde Pátula
El prototipo del vampiro vegetariano. Nota para Stephenie Meyer: los vampiros vegetarianos beben salsa de tomate. Pátula (o Duckula) es heredero de una gran tradición de patos-vampiros terroríficos, pero él es francamente un joto que "se espanta hasta de un vegetal".

El Conde Pátula es genial... y además se encuentra en ¡el Salón de la Patifama! Se trata de una de las caricaturas de la infancia y será difícil que alguien lo desplace de mi lista de favoritos. Es sencillamente un clásico.

Y la introducción de la serie es divertidísima.



8. El Conde Contar
Otro clásico. Otro personaje hilarante y, además, ¡es inteligente y educativo!

Es increíble cuando cuenta. "Uno (un relámpago)... jajajajaja... Dos (otro relámpago)... jajajaja". Y si, además, le agrega uno que mis amigos afirman mi parecido con él, es indudable que se encontraría en esta lista.

Además ¿quién puede ver su imagen y no reconocerlo? Y he estado buscando la "Canción del Conde" en español de México pero no la hallo en YouTube, así que la dejo en inglés.




9. Sam Drácula, Conde de Transilvania
Otra adaptación del Conde Drácula, pero esta vez también hilarante. ¡Se trata del Abuelo Munster! Y no sólo es un vampiro, sino también un inventor, químico, y padre y abuelo "amoroso".

La serie en su totalidad es divertidísima e igualmente un clásico. Y además está repleta de humor blanco. Lo triste es que ahora no la pasan en TCM y no he visto algún canal que esté rescatando esta joya televisiva (¿tal vez Boomerang?).

10. Alice Cullen y ningún otro vampiro de Twilight
El único vampiro de la saga Twilight con atisbo de personalidad. Leí Twilight y me interesó el personaje. Y, francamente, me dio flojera seguir leyendo la saga completa. Pero ví la película por curiosidad -y un poco de peer-pressure-, y la caracterízación de Ashley Greene me fascinó. Fue entonces cuando decidí concluir con los otros tres libros y gracias al personaje de Alice no me arrepiento.

Francamente, en mi opinión, es lo único rescatable de toda la saga. Quien dice que Stephenie Meyer es la Anne Rice para adolescentes le faltó aclarar algo: qué tipo de adolescentes. Es triste cómo la cultura literaria decae en esto, pero ni hablar.

Hay que reconocerle algo a Meyer. El promedio de lectura se levantó en México algunas décimas en este último año (en los anteriores fue gracias a J.K. Rowling, sin lugar a dudas). Y otra cosa: creó a Alice Cullen. Francamente, creo que tengo un crush con Ashley Greene.

Y hay otra cosa. El personaje en los libros es soso, pero la caracterización de Victoria por Rachel Lefevre es super sexy. ¡Uy, Victoria y su abrigo!



Creo que a final de cuentas, mi lista no fue tan seria como pensaba. Ya veré si en los próximos años aparecen otros vampiros que desplacen a los que tengo en mi lista. ¿Alguna sugerencia?


Por cierto, hay algunas menciones honoríficas:
Strahd von Zarovich, el "Conde Drácula" de Ravenloft, y Lucita, la LaSombra de las novelas de White Wolf.

2 comentarios:

Morna dijo...

MMM, el mejor vampiro, híbrido o lo que sea es D.
Te recomiendo ese ánime.
Vampire Hunter D y Vampire Hunter D: Bloodlust... ¡¡¡ UFFFF !!!

Besitos desde el volcán.

M

kevinmetal dijo...

los monster pasan en nick at nite todas las noches,por si te sirve aun esta informacion.
saludos