lunes, 10 de agosto de 2009

Vampiros + Ciencia = The Strain

... En la mesa también había una Biblia abierta... Un pasaje estaba subrayado en tinta roja con mano temblorosa. Era el Apocalipsis 11, 7-8:

... La bestia que sube del abismo sin fin les declarará la guerra, los vencerá y los matará, y sus cadáveres quedarán tendidos en las calles de la gran ciudad, que en lenguaje figurado se llama Gomorra...


Terminé de leer Nocturna (The Strain: La cepa), del director mexicano Guillermo del Toro y el autor Chuck Hogan. Se trata de la primera parte de una proyectada trilogía que -de acuerdo con los autores- será publicada con diferencia de un año entre sus partes.

La primicia: un avión aterriza en el aeropuerto JFK procedente de Berlín; pronto, los operadores de la torre de control se dan cuenta de que hay algo extraño y pronto se dan cuenta de que todos -o casi todos- los que se encuentran en este aeroplano están muertos; los fallecidos no se quedan mucho tiempo así, y el terror de una invasión vampírica surge y se apodera de la cuidad de Nueva York. Y hay una mente maestra, un Amo siniestro detrás de estos eventos, y sus ambiciones de control amenazan a la humanidad... y a los vampiros más antiguos.

Del Toro y Hogan crean una nueva mitología: una nueva historia para la existencia de los vampiros en la Tierra -esbozada apenas en este libro- que es interesante en cuanto a que existe una explicación 'científica' al fenómeno sobrenatural. Las criaturas se alejan de la concepción, hoy popular, del vampiro romántico -como los de las Crónicas Vampíricas de Anne Rice, la saga Twilight de Stephanie Meyer- y se acercan más al terror del Drácula de Bram Stoker o, más acertadamente, al de Stephen King en Salem's Lot; son seres sin humanidad y con un solo impulso: la sed de sangre. Y la trama se acerca más a la de las epidemias de zombies (Resident Evil) o incluso al comportamiento invasivo descrito en la saga de Alien. El caso es que es un vampiro distinto: sin colmillos, sin aversión a los símbolos sagrados, y más bien con un elemento de ciencia ficción. En este sentido, es novedoso.

Los personajes no se ven envueltos en la invasión por azar, sino -literalmente- por sus descripciones laborales: un epidemiólogo y una bioquímica del Centro de Control de Enfermedades, un exterminador de plagas, y un viejo ex-profesor de literatura y folklore de Europa del Este quien tuvo un encuentro previo con "el Amo". Se unen también un pandillero hispano, los familiares de los "sobrevivientes" del avión y un extraño magnate. Todos poseen personalidades bien definidas y backstories bien definidos.

Y la trama -desarrollada de manera episódica, lista para su migración a la pantalla- es atractiva, si lenta durante las primeras partes donde se construlle el misterio. Pues más que una novela de horror puro, es un thriller sobrenatural repleto de homenajes a otras obras de los géneros (el avión al 'Demeter' y el profesor Abraham Setrakian a Abraham Van Helsing en Drácula, la fisonomía de los vampiros a Blade II). Se alternan las perspectivas de los personajes, las escenas de terror puro o de miedo psicológico -las escenas WTF!-, con investigaciones tipo CSI sobre la naturaleza de la 'epidemia'.

Y aun así, es ligeramente decepcionante. Algunas interacciones entre los personajes se quedan abiertas y se deja -en mi opinión- demasiado espacio para la secuela. Pocas dudas se aclaran y en ocasiones la narración es cortada o incluso forzada. Sin embargo, sí consiguió construirme expectativa para la secuela progamada para Junio del año próximo.

Una de las cosas más interesantes en mi opinión, es la página de internet de la trilogía. Parte portal informativo sobre la publicación, parte complemento del "universo", el sitio posee videos tipo trailer de algunas escenas, y fotografías o diagramas de los vampiros y su fisonomía. Además, está el blog del exterminador narrando su experiencia y "alertando a la ciudadanía" de la epidemia, con información alternativa para 'explicar' el vampirismo, como los parástios del género Sacculina en los cangrejos. Francamente, no recomiendo la visita hasta después de leer el libro, para evitar algunos spoliers.


Veredicto: Nocturna satisface y, aunque sí genera expectativa e interés, dudo que tenga su propia cepa de cultistas.

2 comentarios:

J Luis dijo...

Rolalo Rolalo!!!
Ya traia ganas de leerlo desde que lo escuche por ahi en el radio, hace un par de semanas creo. Pero la pobreza es extrema en estos momentos.

Saludos
JL

Poncho dijo...

¿Te lo mando por DeAlbaexpress?